Si tenemos un negocio, con su proverbial website corporativa, seguramente estemos pensando de qué manera podemos establecer una estrategia de comunicación para nuestro blog, proyecto o empresa, quizás sin tener demasiada idea del correcto funcionamiento de las redes sociales o de eso llamado SEO.

Es por ello que cada vez es más frecuente la aparición de profesionales del marketing digital y del marketing de contenidos, junto con la aparición de una formación expresa en materia de marketing online, y las estrategias en que se asientan la comunicación y acercamiento al cliente. De la misma forma, a la par que se sucede una vorágine y crecimiento de éstos nuevos campos, surge la necesidad de establecer cuándo una estrategia es correcta y cuándo pueda afectar negativamente a nuestros objetivos, lo que puede derivar en un fracaso de todo nuestro proyecto.

Por ello, vamos a desgranar los principales errores de marketing usando redes sociales:

  • Usar las herramientas y redes correctas. Dependiendo de nuestro cometido, deberemos centrarnos en una red social u otra, ya que todas las existentes son muy diferentes entre sí, lo que puede desembocar en una mala canalización de la comunicación entre profesional y el público objetivo. Además, es importante seleccionar las herramientas y plataformas adecuadas que permitan gestionar, organizar y emitir información adecuada, y en los momentos álgidos.
  • Mala visualización de la marca empresarial. Debemos estar seguros y bien preparados para que nuestra marca, ya sea personal o empresarial, está bien definida y, sobre todo, identificada en el mundo virtual, ya sea mediante un elemento de distinción, que puede ser un logo, color, frase hecha o forma y contenido de los mensajes. Tan importante es transmitir un mensaje como ser capaz de asociarlo a un concepto concreto.
  • Contar con las personas correctas. Hoy día la profesión de community manager o gestor SEO está en auge no por una moda o publicidad, sino porque se necesitan de unos conocimientos específicos en el campo de la comunicación, y saber conectar con los clientes, por lo que es necesario poner al frente a aquellos que tengan una idea y visión clara acerca del trato digital con las personas.
  • Imagen de abandonada o poca interacción con los clientes. No podemos estar presentes en las redes sociales y tener abandonado nuestro perfil, ya que puede producir una imagen de desconfianza o asociar nuestra marca o logo a una sensación de desidia y dejadez frente a los clientes. Además, el trato y la interacción día a día puede ser el arma definitiva para crear un clima de confianza y accesibilidad al cliente, de tal forma que se debe estar presente y activo en la resolución de dudas, preguntas e incluso gestión de las críticas que en las redes sociales se puedan verter.
  • Mala gestión de los problemas. Las redes sociales son un arma de doble filo, que puede ayudarnos a ganar y darnos a conocer de una manera a la gente, y por otra parte puede ser un altavoz de las voces, críticas e insatisfacciones de los clientes. Resulta vital saber gestionar estos momentos de crisis y reconducir la situación para dar una respuesta adecuada y satisfactoria a aquella vía desde las que proceden las críticas.
  • Ignorar y centrarse en la competencia. La principal ventaja del marketing online y de usar las redes sociales como herramienta de difusión es precisamente la de darnos a conocer en un mundo de millones de clientes potenciales, sin embargo, centrarse en la competencia criticándola, o, por el contrario, ignorarla completamente puede originar un efecto adverso no deseado. Por ello, se debe establecer una planificación capaz de transmitir los valores fundamentales de la organización, así como de revertir las posibles adversidades de manera correcta.
  • Estar actualizado y en continuo contacto con el contenido más fresco. En multitud de ocasiones las empresas y líderes de proyectos aprovechan las noticias, sucesos y hechos de candente actualidad para canalizar el mensaje que quieren transmitir, de tal forma que enganchan al lector o cliente atrayendo hacia su marca a una multitud de ellos. Por eso, es necesario informarse y estar al día de lo que ocurre a nuestro alrededor, y no dejar que otros se adelanten utilizando y pescando en aquel caladero diseñado para ello.

En conclusión, la mala utilización del marketing en las redes sociales puede suponer un grave problema para la imagen de una organización, y un hándicap en el acercamiento de nuevos mercados y mantenimiento de los ya existentes, ya que todo altavoz y medio de difusión masivo es un arma de doble filo que permite, tanto acceder a todo tipo de públicos, como agrandar un simple error.

Relacionados

JOIN THE DISCUSSION