Ocho funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas(Cicpc) se presentaron en la mañana de este sábado 17 de diciembre en la sede de Radio Fe y Alegría 101.5 fm en Guasdualito, estado Apure, de donde se llevaron grabaciones de la programación transmitida el día anterior, además de “invitar” a los periodistas Isaura Ramos y Carlos Barco a declarar ante estas autoridades.

“Llegaron sin ninguna orden, a pedir las grabaciones de los programas y las transmisiones en vivo que se hicieron el día de ayer y nos invitaron a Carlos y a mí a ir voluntariamente a la sede del Cicpc en la avenida Táchira, ya que si no lo hacíamos, nos podían llevar esposados argumentando que acá en Apure todavía hay estado de excepción. Y por eso, decidimos venir”, relató Ramos a Efecto Cocuyo vía telefónica.

Agregó que antes de salir de la emisora, fue que apareció la orden de allanamiento y expresó que la razón por la cual ambos comunicadores fueron conminados a responder a una “entrevista” con la policía científica era porque los dos habían sido los periodistas que transmitieron en vivo lo que ocurrió en Guasdualito este viernes 15, donde se produjeron saqueos y ataque a entidades bancarias.

 Efecto Cocuyo

Leave a Response