Edin Leonardo Blanco Arias, de cuatro años, fue raptado por su progenitor desde el domingo 25 de diciembre. El hombre que tenía régimen de visitas hasta las 7.00 de la noche, violó la medida desde el momento que se lo llevó con la excusa de comer helados.

Su madre, Ledis Arias, señaló que ambos no regresaron ni llamaron para comunicarse. Sabía que algo malo ocurría. La mujer esperó el tiempo adecuado para formular denuncia ante los organismos policiales competentes. Desesperada, alega que no ha recibido ayuda.

Desde entonces no ha parado de llamar al hombre identificado como Edin Gustavo Blanco Martínez de origen colombiano. Después de agotar los recursos legales, la progenitora acudió a la familia del hombre y conoció por medio de una hermana que padre e hijo se encuentran en Ciudad Bolívar. Dejó dicho a sus familiares que se llevaría el bebé al vecino país, Colombia.

“Mi niño no duerme con él, debe estar sufriendo. Además, es asmático y no se llevó sus medicamentos. Lo único que le pido a Dios es que me regrese a mi muchachito”, manifestó la dama consternada.

Señaló que la última vez que vio a su hijo, este vestía una franela marrón, bermuda y gomas negras. Edin residía con su mamá en el sector La L de Ciudad Ojeda.

La Verdad

Relacionados

JOIN THE DISCUSSION