El ecologismo no está para muchos alardes en el continente americano. Los últimos meses han traído varios reveses para la conciencia verde en el continente y la mayoría de ellos han llegado desde la parte norte. Primero fue la marcha de Barack Obama y el aterrizaje en el poder de Donald Trump lo que trajo consigo las primeras malas noticias para el sector. Pero esto era algo esperado. El golpe más bajo fue cuando el guapo, seductor y parece ser que también hipócrita Justin Trudeau, presidente de Canadá, mostró todo su apoyo a su homólogo norteamericano en la reactivación del oleoducto Keystone XL.

Parece ser que, ahora, son los dos países más ricos del continente los que reman en contra del interés ecológico, todo lo contrario a lo que uno podría apreciar a primera vista hace unos años. Con su apoyo al fracking, a la extracción salvaje en arenas bituminosas o a la industria petrolera y de los combustibles fósiles por encima de todo, Trudeau y Trump, Trump y Trudeau, están poniendo en juego el futuro del mundo, cada uno con su particular estilo.

Gracias a su apoyo, las empresas relacionadas directa o indirectamente con el sector de la extracción de combustibles fósiles están viviendo su particular agosto, tal y como lo vemos en las cotizaciones en tiempo real que nos ofrecen las páginas de brókeres de acciones, CFDs y opciones binarias.

Horizonte soleado para las grandes firmas del sector petrolero en los EEUU y Canadá

Para los inversores financieros, por lo tanto, no parecen una mala idea el comenzar a operar largo con los títulos de las empresas del sector petrolífero, gasístico o del carbón y que cuenten con presencia en los Estados Unidos o en Canadá. Aún a expensas de que Trump comience a dar sus primeros grandes pasos en temas de regulación energética y climática, lo que parece es que los títulos de estas firmas pueden crecer como la espuma, una subida que podría ser rentabilizada a través de CFDs, contratos de opciones binarias o, también quizás, yendo corto con futuros sobre la propia materia prima.

Si bien el actual presidente de los Estados Unidos afirmaba que “el ecologismo está fuera de control” en el momento de firmar los decretos por los que autorizaba los oleoductos Keystone XL, los que más bien parecen estar desatados son él, su equivalente norteño y las empresas del sector petrolífero. Con ellos al volante, el problema climático parece que solo va ir a más.

Y mientras tanto, América Latina se viste de verde

Por el contrario, en Latinoamérica se vive una situación antagónica a la de los vecinos del norte. Tal y como indicaban los brókeres de divisas y opciones binarias el pasado 17 de abril, el gobierno mexicano venía de firmar un nuevo contrato para la explotación de energías renovables en el estado de Chihuahua junto con la empresa X-Elio, que producirá hasta 183 Gigawatios por hora.

La energía eléctrica generada de esta manera “es inagotable y no contamina, por lo que contribuye al desarrollo sostenible, además de favorecer el desarrollo del empleo local”, tal y como afirma la website de Acciona, otra de las firmas españolas con presencia en la región y que es una de las principales marcas en temas de energía renovable. Una compañía que, aún hace poco, abría su quinto parque eólico en el país mexicano, que se sumaba a los muchos que tiene repartidos por todo el continente.

En esta tesitura, lo cierto es que se asoma como una opción inteligente el abrir inversiones sobre cualquier compañía de energía renovable que esté expuesta al mercado latinoamericano. Y es que, a día de hoy, es al sur del río Bravo donde se van a realizar las mayores inversiones en este tipo de energía y donde mejores resultados van a sacar compañías como Iberdrola, Endesa, o las ya mencionadas X-Elio o Acciona. Abrir ahora contratos que generen por sus acciones a largo plazo, como futuros, opciones binarias o CFDs, puede ser una gran opción a la hora de invertir en valores con presencia en Latinoamérica.

A día de hoy, parece ser, mientras lo verde reina en la parte sur del continente, la polución se impone en los dos gigantes del norte.

Leave a Response