¡La decapitaron! El “atroz” asesinato de una joven en Barquisimeto

De la manera más atroz fue asesinada Mirlybeth Anaís Reverol Tovar, de 20 años de edad. La joven no solo fue abusada sexualmente, sino que también fue decapitada y cortada con un machete en múltiples oportunidades por varias partes de su cuerpo.

El hecho se registró la noche del viernes, y hasta el cierre de esta edición la cabeza de la víctima no había sido encontrada.

Tan solo faltaba una hora para que iniciara el último día del año 2016, todo estaba en silencio por la avenida principal del barrio Renacer Crepuscular; Mirlybeth, su hermana de 14 años y su pequeño hijo de 2 añitos ya estaban preparados para dormir, cuando de repente cuatro sujetos irrumpieron su tranquilidad y consigo traer la desgracia para la familia Reverol Tovar.
Rompiendo un candado pequeño que protegía la entrada por la puerta, los sujetos entraron hasta el ranchito de Mirlybeth, donde comenzaron a hacer “desastres”, frente a su pequeño hijo, comenzaron a golpear y a abusar sexualmente de ella y de su hermanita menor, quien quiso pasar el día con Mirly para luego regresar el 31 de diciembre hasta la casa de su mamá, en el barrio La Batalla.
Lo que nunca imaginó la señora Mirla Tovar, fue que su hija pequeña llegaría ya casi a la medianoche para darle la peor de las noticias. Corriendo, llorando y con su sobrino en brazos, la adolescente, como pudo, llegó a casa de su madre contándole todo lo que había sucedido, ella había logrado escapar de las garras de aquellos hombres, mientras que su hermana estaba siendo asesinada de la manera más atroz.

Se ensañaron y no tuvieron piedad
Mirlybeth fue arrastrada hasta una quebrada que divide la comunidad Villa Productiva con el barrio Renacer Crepuscular, o por lo menos es lo último que recordaba su hermanita, quien le contó a su mamá que los criminales dijeron “vamos a cortarle la cabeza en la quebrada”, mientras la jovencita veía como uno de ellos cargaba un machete en la mano.
Al enterarse de lo sucedido, Mirla se acercó, en medio de una crisis de llanto, hasta el ranchito donde vivía si hija, encontrándola decapitada en medio de la sala, con varias partes de su cuerpo profundamente cortadas, mientras que alrededor de su cuerpo había mechones de cabello, pero su cabeza no estaba.
“¿Por qué alguien le haría esto a mi hija?, ella era una muchachita bella, son unos monstruos, le desgraciaron la vida a mis dos hijas”, eran las palabras que repetía una y otra vez la desconsolada madre, comentó que su hija Mirly tenía casi dos años viviendo en esta zona, pero desde que se separó de su pareja tenía el deseo de irse de aquel lugar, porque era solo, peligroso y los delincuentes le estaban quitando las casas a los vecinos de lo zona.

Solo encuentran el cabello
Tras encontrarse con la terrible escena, la madre de la víctima notificó a las autoridades sobre lo sucedido, quienes comenzaron a buscar por los alrededores la cabeza de la muchacha, pero a pocos metros de su casa, en el camino que lleva hasta la quebrada, lo primero que se encontraron fue una gran cantidad de cabello, presuntamente de la joven, y aunque buscaron por la quebrada no lograron dar con el hallazgo de la cabeza.
Cerca del ranchito también se consiguieron con un machete, que aunque no se le apreciaba tanta cantidad de sangre, quedó como parte de las evidencias para investigar si se trata del arma homicida. Asimismo, la madre de la joven aseguró que los hombres “despiadados” también robaron en la casa, ya que no estaba la cuna del niño, el televisor, la cocina y otras de las pertenencias de Mirlybeth, solo quedó la nevera y un colchón.

Trabajaba en casa de familia
Según comentó la señora Mirla, la joven víctima trabajaba limpiando en casas de familia y también estudiaba en la Misión Ribas. Mirlybeth era la segunda de tres hermanos, y era muy apegada con su hermanita de 14 años, quien ese mismo sábado recibió un chequeo médico y es pieza clave para el reconocimiento de los criminales. La dama dijo que desconocía si su hija estaba metida en algún problema, o había sido amenazada antes por algún hombre.
Funcionarios del CICPC realizaron la remoción del cuerpo y recolectaron las evidencias necesarias para iniciar las investigaciones. Mientras los sabuesos hacían su trabajo, vecinos de la zona solo se asomaban desde las ventanas, todos con un silencio absoluto, negando haber escuchado o visto algo.

Comentarios