Tras la muerte del pran “Wilmito”, el estado Bolívar cayó en un toque de queda impuesto por los grupos delincuenciales cercanos al malhechor. Vale destacar que los restos del delincuente fueron trasladados en una aeronave de la Guardia Nacional Bolivariana, siglas AJE-001-03.

Del mismo modo, se conoció que las clases fueron suspendidas en la entidad. En Paseo Orinoco, los comercios cerraron por el entierro.

Leave a Response