Un hombre, identificado como Yonder Medina, de 18 años de edad, que trabajaba como bartender en el Club Los Cortijos, fue asesinado por unos delincuentes que lo robaron en Petare, según publica el El Nacional.

En la morgue de Bello Monte sus parientes relataron que Medina salió el domingo a visitar a una tía en Barrio Unión. A las 6:30 pm se despidió para irse a su casa en la avenida San Martín. A cuatro cuadras de la residencia de su tía un grupo de delincuentes lo atacó para robarlo, Medina se opuso y al pie de la escalera de La Guanare le dispararon. Los homicidas lo despojaron de su billetera, un bolso que cargaba terciado, de los zapatos y su celular.

Un grupo de vecinos, que fue testigo de lo ocurrido, dijo que Medina corrió para huir de los hampones. A los pocos minutos observaron el movimiento policial tras la búsqueda de los homicidas.

Mildred Medina, tía del joven asesinado, informó que su sobrino era humilde y de principios. Su madre lo abandonó y su madrastra lo crió como un hijo más. “Yonder me respetaba y atendía mis consejos; era un niño ejemplar, educado. Luego de vivir un tiempo conmigo se mudó a casa de su tía en Petare, pero ella le advirtió que era una zona peligrosa y le recomendó que se mudara con su abuela, en la avenida San Martín que, en comparación con Petare, es un sitio más seguro.

“Lo vienen a matar cuando me estaba visitando. Nosotros tenemos miedo de salir a la calle a trabajar. Esta zona se convirtió en un lugar inhabitable por culpa de una banda delictiva que nos tiene azotados”, dijo Mildred Medina.

Relacionados

JOIN THE DISCUSSION