El Estado venezolano garantiza los tratamientos para tratar la enfermedad del zika: el plasmaféresis o la inmonoglobulina, señaló la ministra para la Salud, Luisana Melo. También añadió que se han reportado, hasta este jueves, 255 casos de Síndrome de Guillain-Barré, de los cuales 55 están en terapia intensiva, reseñó una nota de prensa de AVN. 

“En los 46 hospitales donde tenemos la máquina que hace el procedimiento de aféresis se elige el tratamiento de plasmaféresis (…) y donde no tenemos esos equipos, el tratamiento es la inmonoglobulina”, de manera que el ministerio mantiene una garantía controlada del tratamiento, aclaró este viernes, en el programa El Desayuno de Venezolana de Televisión

Ratificó que el Gobierno nacional con la participación del poder popular ha reforzado el plan de acción para el control integral y prevención de los virus del zika, dengue y chikungunya, transmitidos por el mosquito Aedes Aegytpi, con jornadas de fumigación para erradicar criaderos del zancudo.

Apuntó en todo el país hay 590 áreas de salud integral comunitaria donde se encuentran los establecimientos de salud y las escuelas y usualmente se viene trabajando en el control del mosquito.

Melo también destacó que se han reunido en los 24 estados del país con los entes de gobierno y actores del sector salud, además de miembros de las zonas de defensa integral (Zodi) para coordinar el control vectorial.

El virus Zika tiene su origen en Uganda,  en el bosque de Zika, de donde proviene su nombre. Esta condición fue detectada por primera vez en un grupo de monos en 1947, pero para 1952 ya había sido transmitida a humanos que habitaban Uganda y Tanzania, informa la Organización Mundial de la Salud en su página web.

La ministra aclaró que existe en el continente Americano una epidemia y el Síndrome de Guillain-Barré es una de las complicaciones, que aunque no se ha comprobado se asocia con el virus.

Refirió que en el país el Zika  es una enfermedad de denuncia obligatoria por lo que la Sala Situacional “hasta ahora ha registrado alrededor de 4.500 casos sospechosos. De esos, para ayer -jueves- en la noche teníamos reportado 255 pacientes con Síndrome de Guillain-Barré y de ellos, 55 están en la unidad de terapia intensiva”.

Panorama

Leave a Response