Un joven de 22 años de edad, identificado como Christian Humberto Ochoa Soriano, murió este martes en la noche en la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera (CHET), a causa de una herida de perdigón propinada a quemarropa por un supuesto funcionario de orden público.

El padrastro de la víctima, Eleazar Guerra, relató que Ochoa se encontraba en su casa el lunes en la noche, en la zona popular Francisco de Miranda, al sur de Valencia, cuando se dispuso a salir para observar una supuesta situación irregular entre manifestantes y las fuerzas de orden público. “Un funcionario se le acercó y disparó perdigones contra su cuerpo”.

Al parecer, los disparos de perdigón habrían afectado varios de los órganos vitales de Ochoa, lo que ocasionó su muerte.

El Nacional

Leave a Response