Por unos paquetes de harina, docente fue asesinada por su prima en Cumaná

Durante la negociación para venta de unos paquetes de harina de maíz precocida, Astrid Yamira Bravo (51) asfixió con una soga a su prima, la docente Vilma Bravo de Ravelo (56) mientras viajan en el vehículo de la docente, en compañía de la pareja de Astrid Bravo, una mujer identificada como Anais Lista (35) y su hija Daniela Azócar Lista (19).

Las tres mujeres, quienes fueron arrestadas por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc-Sucre), citaron a la educadora la mañana del 29 de noviembre y mientras realizaban la transacción, su familiar le colocó la soga en el cuello, cometió el homicidio y en complicidad con sus acompañantes dejaron su cadáver colgado de un árbol, en un terreno baldío detrás del supermercado Unicasa en la avenida Cancamure, al oeste de la ciudad.

Las féminas, quienes residían en el Barrio Cruz Redentor del sector Tres Picos (cercano a la escena del crimen), tomaron el vehículo y se dirigieron al supermercado Express Mall, en el centro de la ciudad, sitio en el que adquirieron víveres y pagaron con la tarjeta de crédito propiedad de la maestra, quien era propietaria de una escuela de tareas dirigidas, denominada La Escuelita de Vilma, en la avenida Córdova de Cumaná. El automóvil fue abandonado en las adyacencias del comercio.

El cadáver de Bravo de Ravelo fue hallado el 30 de diciembre por un sujeto, vecino del sector OCV San Rafael, sitio en el cual residía la docente y queda ubicado a pocos metros del terreno baldío donde colocaron el cuerpo inerte. Sus familiares habían reportado el día anterior la desaparición de la docente, quien, además de regentar un colegio, también se dedicaba al cuidado de sus dos padres.

El Pitazo

Comentarios