Precandidato presidencial de EEUU apoya más sanciones contra funcionarios venezolanos

Foto: nationofchange.org

Foto: nationofchange.org

El aspirante a la candidatura presidencial estadounidense por el partido Demócrata Martin O’Malley aseguró que, de alcanzar la Casa Blanca, buscará más colaboración con Latinoamérica, pero impondrá también más sanciones a Venezuela por el encarcelamiento de opositores. EFE

“Creo que debemos de revitalizar nuestras relaciones en las Américas. Tendemos como nación, quizás por nuestra orientación europea, a mirar al Este y al Oeste y quizás no suficiente al Norte y al Sur”, destacó en una entrevista telefónica con Efe O’Malley, tercero en la pugna demócrata tras el senador Bernie Sanders y la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

Para O’Malley, gobernador de Maryland entre 2007 y 2015, la apertura a Latinoamérica comienza por Cuba, país con el que EEUU restableció relaciones diplomáticas el pasado 20 de julio mediante la reapertura de embajadas en La Habana y Washington tras más de medio siglo de enemistad histórica.

“Creo que una futura política exterior estadounidense más comprometida y más colaborativa empieza por reparar, mejorar y fortalecer las relaciones en nuestro propio hemisferio, y nuestras extrañas relaciones con Cuba en los últimos 50 años han sido una fuente de tremenda controversia”, destacó.

“Creo que la normalización de las relaciones, el fin del embargo, es un paso muy positivo hacia delante y lo apoyo”, añadió O’Malley.

Con las encuestas en contra, O’Malley ha tratado de diferenciarse de sus rivales para la nominación demócrata por unas progresistas propuestas migratorias y una política exterior centrada en América Latina y Centroamérica, región para la que también pide más solidaridad en la lucha contra el narcotráfico.

Durante la entrevista, recordó un viaje que hizo en 2013 a El Salvador, donde se reunió con el entonces presidente Mauricio Funes y con una veintena de alcaldes que, según O’Malley, se quejaron de que los negocios de sus ciudades pagaban menos impuestos al Estado que extorsiones a los traficantes de droga.

“Tenemos que hacernos oír y hacer un mejor trabajo en reducir la amenaza que acosa a países en nuestro propio hemisferio y que degenera en fallidos narcoestados”, subrayó O’Malley, exalcalde de Baltimore (Maryland) y apodado “gobernador del rock and roll” por la banda de música “O’Malley’s March” que lidera desde 1988.

Más duro se mostró O’Malley con Venezuela, país que el presidente estadounidense, Barack Obama, consideró una “amenaza” para la seguridad nacional de EEUU en un decreto firmado en marzo pasado, en el que Washington sancionaba a un grupo de funcionarios venezolanos y que sirvió para aumentar la tensión entre las dos naciones.

“Creo que Venezuela tiene decisiones que tomar. Puede interactuar como una nación responsable de este hemisferio con respeto a los derechos humanos o puede continuar tomando decisiones abusivas como encerrar alcaldes”, defendió O’Malley.

El demócrata se refirió así a los encarcelamientos de diferentes opositores políticos en Venezuela, como Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión por la violencia en las protestas de 2014 y los exalcaldes Antonio Ledezma y Daniel Ceballos, los dos bajo arresto domiciliario acusados de delitos contra el Gobierno.

“Venezuela tiene una decisión que tomar y creo que las sanciones que el presidente ha puesto en marcha son las sanciones correctas y deben de continuar hasta que Venezuela deje de detener a opositores políticos”, sostuvo O’Malley, que al ser preguntado al respecto dijo que sí impondría más sanciones contra el país caribeño.

Por otra parte, O’Malley se mostró escéptico con la nueva estrategia en Siria del presidente Barack Obama, que ha decidido enviar a un reducido número de tropas (50 miembros de las fuerzas especiales) para asesorar a opositores al régimen de Bachar Al Asad en la lucha contra el Estado Islámico (EI).

“Creo que una de las lecciones que debemos de tener presente es que en los últimos 15 años, desplegar a soldados estadounidenses sobre el terreno en Oriente Medio, a veces ha tenido el efecto contrario del que a nosotros nos gustaría”, destacó O’Malley, que alertó del poder propagandístico de los terroristas del Estado Islámico y Al Qaeda.

A su juicio, el despliegue de tropas podría convertirse en una “gran herramienta de reclutamiento” para estos grupos, que ya utilizan con este fin la prisión de la Base Naval de Guantánamo (Cuba), creada por el presidente George W. Bush en 2002 para encarcelar a sospechosos de terrorismo y cuyo cierre prometió Obama.

“Creo que los mejores soldados que deberían de estar en el frente son aquellos de los países que tienen más que perder por la expansión del Estado Islámico en parte de Siria e Irak”, defendió O’Malley.

Desde su escalón de político local, O’Malley respaldó a Clinton cuando compitió por la Casa Blanca en 2008, pero ahora se perfila como el “único candidato que representa a una nueva generación de liderazgo” y, con su juventud, busca desbancar en los nuevos debates televisivos a los dos candidatos que le hacen sombra.

Los últimos sondeos de la web Real Clear Politics, sitúan a Clinton a la cabeza con un apoyo del 54,8 % a nivel nacional, por encima de Sanders (32,5 %) y de O’Malley (1,8 %), que ha estado preparándose para este desafío durante años y está convencido de que el partido no acaba hasta que el árbitro pite el final.

Fuente La patilla

Comentarios