Estudiantes universitarios protestaron este viernes ante la embajada de China en Caracas, tras una denuncia del líder opositor Henrique Capriles sobre la supuesta llegada a Venezuela de vehículos blindados y equipos antimotines vendidos por el país asiático al gobierno de Nicolás Maduro.

AFP

“Sus armas matan a nuestro pueblo”, señalaron carteles -escritos en español y en chino- a las puertas de la delegación diplomática.

La oposición marchó este viernes, encabezada por estudiantes, hacia la sede de la estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) en Las Mercedes, en el este de Caracas, para exigir el cese de lo que denuncia como una “política de censura” contra la prensa, en el marco de las protestas que exigen la salida del poder de Maduro y que dejan 66 muertos y más de un millar de heridos desde el 1 de abril.

Un grupo aprovechó para movilizarse hacia la embajada china, ubicada en la zona.

“Nos dirigimos a la embajada de China a EXIGIRLES que paren de vender armas a la dictadura”, escribió la dirigente estudiantil Rafaela Requessens en la red social Twitter, difundiendo fotografías de los letreros pegados a la fachada.

Capriles, uno de los principales adversarios de Maduro, aseguró el jueves que 150 tanquetas antimotines arribaron a Puerto Cabello (estado Carabobo, norte), procedentes de China.

“Nuevas unidades y equipos para la represión del pueblo”, denunció el excandidato presidencial. “Quiero manifestar públicamente nuestra indignación al gobierno de China y nuestro rechazo a dicha compra”, agregó.

Leave a Response