Los índices de radiación ultravioleta (UV) están en niveles extremos, por eso conviene no sobre exponerse al sol porque podría ocasionar quemaduras, envejecimiento prematuro e incluso cáncer de piel, manifestó el Dr. Mauricio León Rivera, director médico del Centro Detector del Cáncer y cirujano oncólogo de la Clínica Ricardo Palma.
El cirujano oncólogo mencionó algunas señales que podría indicar el desarrollo de una lesión maligna en la piel:

1. Lunares asimétricos, es decir, que no sean uniformes en borde, forma o color.

2. Cambio de color en los lunares, en especial si se han vuelto más oscuros.

3. Aumento de tamaño de los lunares, por lo que se recomienda hacer un seguimiento de la apariencia de ellos y la mejor forma es tomándose una foto cada 6 meses de la lesión pigmentada para así poder ser comparada.

4. Si los lunares sangran o pican
, debes visitar a un especialista con urgencia.

5. Si tienes una espinilla, úlcera o grano que no desaparece o cicatriza con el tiempo, sobre todo luego de un mes, podría ser otra lesión maligna.

6. Las lesiones pigmentadas o lunares debajo de las uñas, en la planta de los pies o en la palma de las manos deben siempre ser evaluadas por un especialista para el descarte del terrible melanoma, un tipo de cáncer de piel de alta letalidad.

El Comercio

Leave a Response